Un gigante en Nanotecnología cae – Heinrich Rohrer

Blog original en inglés por Robert Hamers
Traducido por Ulises Rangel

Rohrer

Heini Rohrer (1933-2013). Image source.

Heinrich (“Heini”) Rohrer, un pionero de la nanotecnología, ganador del Premio Nobel, y mentor personal para mí y muchos otros científicos ha fallecido. El campo de nanotecnología fue posible por mucha parte de la co-invencion de Heini, el microscopio escaneador y tunelador, junto con su compañero Gerd Binnig en los primeros anos de los 1980’s. El microscopio escanea un punto atómico-fino sobre una superficie para imaginar la estructura superficial átomo por átomo. Era también realizado que el microscopio podía ser usado para manipular materiales en el nivel atómico y para imaginar no solo átomos pero también individuales enlaces químicos, revolucionando nuestra habilidad para comprender y controlar materia a escalas atómicas. Tan revolucionario era este tipo de microscopio que Rohrer y Binnig compartieron el Premio Nobel en Física para la invención en 1986 (para mas detalles puedes leer la lección del Premio Nobel encontrado aquí).

If not the first, this was surely one of the first microscopes of its kind to come out of the lab of Rohrer and Binnig. I would be remiss if I didn't mention Christoph Gerber - a fantastic technician from their lab who did much of their device construction - he deserves much more credit than he gets.

Si no el primero, seguramente era uno de los primeros microscopios de su tipo: un producto del laboratorio de Rohrer y Binnig. Aunque era concebida por los laureados Nobeles, fue construida por Christoph Gerber – un técnico fenomenal de sus laboratorios – quien merece más crédito de lo que le dan. Origen de imagen.

Tuve la oportunidad de conocer a Heini en 1985 cuando empecé a trabajar en el centro de investigaciones de IBM en Yorktown Heights, NY. Heini estaba en otro continente en IBM-Ruschlikon (Suiza) pero visito IBM-Yorktown varias veces. La comunidad del microscopio escaneador y tunelador era muy chico a ese tiempo entonces todos en el campo se conocían. En 1983 Binnig y Rohrer publicaron un papel transcendental sobre la estructura de la superficie de silicón que últimamente indujo que ganarían el Premio Nobel en Física. La data en este papel fue tomado con un aparato tipo lápiz y papel conocido como un anotador grafico. Ellos después cortaron las líneas individuales de data, juntaron los pedazos, y los usaron para crear un modelo físico que se pudiera fotografiar.

This is THE photograph of the individual stacked sheets of paper from the original publication.Reprinted figure with permission from G. Binnig, H. Rohrer, Ch. Gerber, E. Weibel, Physical Review Letters, 5, 120, 1983. Copyright 1983 by the American Physical Society. Readers may view, browse, and/or download material for temporary copying purposes only, provided these uses are for noncommercial personal purposes. Except as provided by law, this material may not be further reproduced, distributed, transmitted, modified, adapted, performed, displayed, published, or sold in whole or part, without prior written permission from the American Physical Society.

Esta es LA foto de los pedazos de data juntados del la publicación original. Reimprimida con permiso de G. Binnig, H. Rohrer, Ch. Gerber, E. Weibel, Physical Review Letters, 5, 120, 1983. Derechos de autor 1983 por el American Physical Society. Leedores pueden ver o hasta bajar el material para usos breves de copiar solamente, provisto que son para usos personales y nones comerciales. Excepto como dirigido por la ley, este material no se puede reproducir, distribuir, transmitir, modificar, adaptar, representar, exponer, publicar, o vender entero o en pedazos, sin permiso del American Physical Society.

En 1985 cuando yo estaba construyendo my proprio microscopio de este tipo yo estaba usando un IBM-PC (¡nuevo!) para computar la adquisición de data. Yo recuerdo Heini y su gran, Suizo-cantarín voz entrando mis laboratorios y de buen humor exclamando para que yo “tire esa computadora y que obtenga un anotador grafico!” ¡Yo no le hice caso pero agradecí su humor!

Heini (2nd from right) and myself (middle) in a photo taken a while ago when we were serving on an advisory committee together.

Heini (segundo de la derecha) y yo (centro) en una foto tomada cuando servíamos como asesores de un comité juntos.

Después de ganar el Premio Nobel en Física en 1986 Heini quedo un gigante pero humilde hombre quien me ayudaba a mí y a otros científicos jóvenes para avanzar sus carreras. Aunque no lo he visto, me dicen que él escribió una carta soportando mi avanzo a un profesor numerario en el 1990. Unos anos después yo estaba con él en una conferencia en Italia y el invito a alrededor de ocho de nosotros a manejar a Suiza para visitar su villa cerca de la frontera Italiana. Heini era anfitrión consumado y jardinero admirable. Sobre todo, el, otra vez, demostró que era una persona de calibre máxima.

Heini – Tú eres un gigante en mi mente y en la mente de muchos otros.

Eres extrañado dolorosamente. Descanse en Paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s