La moraleja de DDT- Biomagnificación, bioacumulación y la motivación de nuestra investigación

Blog original en inglés por Laura Olenick
Traducido por Mercedes Ruiz. Corregido por Elvin A. Morales.

En el Centro de Nanotecnología sostenible hacemos una gran variedad de experimentos, algunos te los puedes imaginar (hacer nuevas nanopartículas), otros que no te imaginabas (como darle de comer nanopartículas a pequeños seres vivientes tales como a las bacterias o a las pulgas de agua). Te parecerá extraño el segundo tipo de experimentos. ¿Por qué es importante estudiar como las nanopartículas interactúan con seres vivientes mucho más pequeños que nosotros? Aunque parezca no tener sentido el estudiar que ocurre cuando pequeños seres vivientes se topan con nuevas substancias, realmente no lo es, es una tarea de gran importancia. Déjame contarte una historia de un químico llamado DDT. Hubo un tiempo que DDT parecía inofensivo, pero eventualmente se descubrió que podía ser muy peligroso, y esto se descubrió con experimentos parecidos a los de nosotros.

Niños fumigando una plantación con DDT para controlar el escarabajo de papa en Alemania del este. Fuente de imagen.

Niños fumigando una plantación con DDT para controlar el escarabajo de papa en Alemania del este. Fuente de imagen.

¿Cómo llegamos a este punto?

La historia de DDT empieza con los mosquitos que transmiten la malaria. Las enfermedades tipo malaria han sido un problema para los humanos desde los 2700 AEC.(1) Pero no fue hasta 1897, que un doctor británico, Sir Ronald Ross, comprobó que la malaria se trasmitía a través de mosquitos. En el 1902 le otorgaron el premio Nobel de medicina por su descubrimiento.(2) La malaria ya era reconocida como un problema serio para la población humana. Por ejemplo, la malaria era tan devastadora que causó la mayoría de las 20,000 muertes reportadas durante la construcción del Canal de Panamá, desde el 1881 hasta el 1894.(3) Seguir leyendo “La moraleja de DDT- Biomagnificación, bioacumulación y la motivación de nuestra investigación”