Salud mental y la diversidad de mentalidades

Blog originalmente publicado el 1 de agosto en inglés por Izzy Foreman-Ortiz
Traducido por Ricardo R. Rojas Rivera
Editado por Becky Rodriguez

¿Sabía usted que más de un tercio de los estudiantes graduados experencian preocupaciones con la salud mental?1 Las carreras que requieren un nivel de escuela graduada y una maestría o un doctorado en cualquier campo naturalmente atrae perfeccionistas; específicamente, la naturaleza agotadora y exigente de muchos campos del STEM (Ciencia, tecnología, íngeniria, y matemáticas) atrae una multitud de mentes altamente inteligentes y creativas, pero usualmente viene con un alto nivel de autocrítica. Aunque esta autocrítica y perfeccionismo en moderación puede llevar a las personas a trabajar duro y seguir esforzándose para el mejoramiento, demasiado de esto puede crear una tormenta perfecta para muchas ansiedades provocadas por lo académico y otros problemas con la salud mental, ya sea transitorio o a largo plazo. Hablando de una experiencia personal, pienso que estos problemas, aunque retantes, pueden venir con un resquicio de esperanza: la diversidad cognitiva que nos beneficia tanto como individuos como una comunidad científica.

shango.jpg

“Shango” por Izzy Foreman-Ortiz

Durante la escuela graduada, muchos estudiantes reportan sentimientos prolongados de insuficiencia e inhabilidad de llegar hasta las expectativas que creen que fueron puestas para ellos cuando fueron admitidos. Una versión de este falso sentido de insuficiencia es llamado “síndrome del impostor”, que se refiere al sentimiento de que no eres realmente tan cualificado o consumado como lo que otros piensan, a pesar de que hay evidencia que demuestran lo contrario, y el miedo de que descubran tu “engaño”.2,3 Es muy común para personas de alto rendimiento que experimenten este síndrome del impostor en algún momento;4 sin embargo, muchos estudiantes graduados también sufren de condiciones más serias y condiciones de salud mental más duraderas, incluyendo los desórdenes de ansiedad y depresión.1,5 De hecho, un estudio de los estudiantes graduados de la UC Berkeley encontró que un 35% de las personas de una encuesta reportaron haber buscado tratamiento para problemas relacionados con la salud mental durante sus estudios graduados.1

Screen Shot 2018-09-13 at 4.10.02 PM.png

“Jester” por Izzy Foreman-Ortiz, “Feathered” por Izzy Foreman-Ortiz

Tanto el tabú como la falta de conocimiento sobre condiciones de salud mental me han afectado en personalmente, ya que sufro de desorden obsesivo compulsivo (OCD). Para mí esto se manifiesta principalmente como “justamente bien” OCD y medidas. El sentimiento de “justamente bien” ha sido parte de mi vida desde que tengo memoria. Estos sentimientos traen un sentido constante de que un balance interno está mal. Un picor mental que no puede ser rascado. En ocasiones se siente juvenil, como sentirse enfermo y carecer de las palabras o el entendimiento para describírselo a otros, que solo multiplica mis frustraciones. El deseo de sentir las cosas “justamente bien” provoca varias compulsiones, las cuales reducen temporeramente la bestia del “justamente bien”, aunque al final solo la empeora y la enoja. Estos sentimientos me invaden frecuentemente sin causa, y generalmente hacen difícil navegar mi día a día. Un momento que normalmente no conlleva pensamientos o es mentalmente espacioso para la persona promedio, para mi es ocupado por un sentimiento de desbalance y frustración, seguido rápidamente por una compulsión secundaria del OCD y una comprobación constante de mi intelecto, apariencia, partes de mi personalidad e interacciones diarias con otros.

scintillation.jpg

“Scintillation” by Izzy Foreman-Ortiz

Había decidido no hablar de mi experiencia con el OCD, debido al miedo de ser juzgado, el estigma y la posibilidad de que me cueste en un trabajo futuro. Sin embargo, quiero posicionarme públicamente como alguien que sufre OCD para confrontar las ideas equívocas de lo que constituye el OCD y lo que personas con OCD son capaces de cumplir.

queen_signed

“Queen” por zzy Foreman-Ortiz

A pesar de la frustración constante asociada a mi OCD, encuentro que me lleva a ser creativo y motivado tanto en lo artístico como en lo científico. Por ejemplo, a través de esta publicación estoy compartiendo algunas de mis obras de arte, un proceso creativo que encuentro que doma temporeramente la bestia del “justamente bien”. El proceso de dibujar me permite pensar claramente sobre la ciencia y confrontar situaciones y preocupaciones experimentales. Finalmente, argumentaría que, debido a mi OCD, en vez de hacerme daño, puedo contribuir positivamente a la diversidad cognitiva dentro de la comunidad científica. De hecho, a menudo encuentro que mi espacio mental único mejora mi disposición a explorar caminos poco usuales en la investigación e incrementa mi paciencia en el proceso de aprender y establecer métodos nuevos.

asymmetric_signed

“Asymmetric” por zzy Foreman-Ortiz

En ocasiones, puede sentirse como una pelea diaria. Sin embargo, esta pelea me permite ser agradecida por el privilegio de asistir una escuela graduada, y me da un marco de referencia real en cuanto a las luchas humanas, con un fuerte contraste entre mi lucha constante con el OCD y la complicada, aunque pasajera, experiencia en la escuela graduada que al final es gratificante.

La diversidad, en su centro, es una función de variación en la población entre lo cognitivo y estilístico. Por ende, la diversidad no solo surge de las diferentes experiencias de vida que provienen del trasfondo racial, étnico y socioeconómico de una persona, sino también se relaciona a naturaleza mental y emocional que varía dentro de una población, que puede resultar de las experiencias o de los diferentes puntos de vistas dentro de las funciones cognitivas. Creo fuertemente que tener una población diversa, con diferentes tipos de mentes, puede incrementar la creatividad como un todo. La creatividad es lo que promueve la curiosidad y la exploración científica, y creo que el espacio científico en su totalidad seria mejorado si la diversidad cognitiva fuese discutida tanto abierta como positivamente. Yo invito a la comunidad científica a que comiencen a discutir abiertamente la relación entre la salud mental y la diversidad, y espero inspirar a otros a discutir abiertamente la salud mental en la escuela graduada y, más allá de eso, con un enfoque en empoderar y apreciar la diversidad cognitiva.

mind-and-machine_signed.jpg

“Mind and Machine” by Izzy Foreman-Ortiz


REFERENCIAS

  1. Djokić, D. & Lounis, S. This is Your Mind on Grad School. Berkeley Science Review, April 27, 2014.
  2. Weir, A. Feel Like a Fraud? gradPsych Magazine, Nov, 2013.
  3. Warrell, M. Afraid Of Being ‘Found Out?’ How To Overcome Impostor Syndrome. Forbes, April 3, 2014. 
  4. Harkness, J. I Don’t Deserve to Be Here: the prevalence of impostor syndrome among successful leaders. Dynamic Business, Sept 5, 2016. 
  5. Breines, J. Graduate School and Mental Illness: Is There a Link? Psychology Today, Nov 26, 2015.

MAS DE SALUD MENTAL 

  1. International Obsessive Compulsive Disorder (OCD) Foundation
  2. Anxiety and Depression Association of America (ADAA) – disponible en español
  3. Understanding Anxiety – disponible en español
  4. American Psychological Association (APA)
  5. National Alliance on Mental Illness (NAMI) — en español
  6. Mental Health.gov  — en español
  7. National Institutes of Health (NIH): Mental Health Information
  8. Video: Depression in Graduate School – How Common Is It?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s